Naturaleza iluminada es una experiencia sensitiva que se encuentra en todos nosotros. Un artista puede expresarlo mejor pues sus herramientas son más palpables a través de su espíritu creativo. Este espíritu conlleva una forma distinta y más espontánea, fluida y sin artificios, de interpretar el arte, la decoración, la relación con otras criaturas y la vida cotidiana.

En Esta muestra, especialmente la  luz incide en la naturaleza para dar vida a los colores y a las sombras. Nana Zuleta con sus pinturas llenas de color nos transforma la manera de observar el vuelo de un pájaro o los diferentes tonos de un animal salvaje,  y Luis Cabrera con su escultura tridimensional desafía luces , sombras y movimientos propios de la naturaleza . En esta confluencia de técnicas y color, recrean un espíritu liberado que nos  transmite paz interior.